miércoles, 21 de abril de 2010

EDWIN HUBBLE


Llegó a la puerta de mi habitación el mismo Edwin Hubble. Yo no tenía ganas de escucharle, pero le abrí. Era enojosamente lento cuando hablaba, mientras con su dedo índice señalaba al universo a través de la ventana. Sus gestos eran inequívocos. El sol había explotado, me decía. Abrió un cuaderno y se puso hacer números y, cálculos complejos. Luego me miró con sus ojos penetrantes, diciéndome:” Si la gravedad es una onda electromagnética que se propaga a la velocidad de la luz, te quedan apenas seis minutos y medio para meterte en la madriguera.” Me quedé atónito, mientras se alejaba. Yo me resisto a creerlo, pero en estos momentos estoy comprobando sus cálculos. Si la distancia de la tierra al sol son 142.700.000 de Kilómetros. Debo considerar que la gravedad se propaga como una onda electromagnética, luego su velocidad serán 365.000 Kilómetros por segundo. Si dividimos la distancia al sol por la velocidad de la onda, nos quedan, exactamente, 6 minutos y medio. Creo que estaba en lo cierto. No sé qué hacer ahora. No tengo donde guarecerme. No sé si estoy equivocado. Comprobad los cálculos lo antes posible. !!!ES ACUCIANTE!!


No hay comentarios: