domingo, 28 de junio de 2015

ERA POR SI HABÍA AMANECIDO.



En esto que describo
no he puesto la palabra silencio.
Sucede en una edad que ya era de día.
.
He debido olvidar mis pertenencias.
Me queda una habitación para toda la vida.
Siempre la misma habitación hasta el final,
y el cielo con sus diferencias,
ahora mismo opaco como la ceniza.
Cuántas cosas tengo.
¿Debo enumerarlas, y nombrarlas de nuevo?
Cada cosa en un pensamiento.
Una boca a veces de amplios labios
reclinada sobre mi.
Y una vez descubierto mi estado
en qué posición esperando la noche.
Y otra vez volver a empezar
Hasta no sé cuándo.
.
Cómo he de decirte,
esto que abrazo
a veces pienso que ya es mío.

lunes, 15 de junio de 2015

POEMA REFORMADO POR UNA OCURRENCIA.




Tres generaciones hacía atrás
lloraba de alegría a veces
en el balcón abierto una enredadera dejando un rastro
de sucesos en su tallo,
aquel año que fue marrón claro
y que olía a pan grande
herido y abierto.
.
También el abandono con que me dejaron
por primera vez sólo y me di cuenta
y los rasgos de mi madre y de mi padre
viéndome
desde la puerta.
.
A lo largo de mucho tiempo
vinieron los repartidores
con sus camiones grandes.
.
Cuando me iba la playa casi vacía
llegaba su olor
y los recuerdos
los abrazos
de que te hablo
aún los lle
vas siempre aquí
el cuello de mi madre
siempre oliendo a beso pequeño.
.
Cómo pasaré de este día a otro
sin que tenga tristeza.
Aún no sé cómo.
El mar sigue sin descanso.
Y tú,
de qué noche me hablas si aún hay luz.

miércoles, 3 de junio de 2015

MUCHAS VECES CUANDO TE SIENTAS ES PARA ESPERAR.



Recibo por dos ventanas del frente una luz azulada, y aún no sé muy bien la hora que es. Ayer me aumentaron la medicación a tres pastillas lo que quiere decir que ya tomo cantidades industriosas de Nortriptilina, y mi labio de abajo se ha dimensionado mucho más con un ligero rastro de humedad por la comisura derecha. Presiento que cada vez tengo más dificultad para expresar mis problemas, para describir lo que siento. Yo me pregunto si alguna vez no podré decir nada significativo que me describa. Y también me pregunto que si no puedes describirte ya no formas parte de nada, como si no existieras.
.
Alguien abrió la puerta a las tres de la tarde y había un silencio descomunal.
Ciertamente la luz sigue ahí, no sé por cuánto tiempo.

martes, 2 de junio de 2015

POR SI LO ENCHUFAS Y ESTÁS SOLA.


.
me envolví por ella desde los pies
había boca más arriba
era un mareo dar tantas vueltas y vueltas
cómo decirte lo que es una longitud infinita
sentir el paso de cosas diminutas
y el cosquilleo
ya me entiendes
puro magnetismo