lunes, 28 de noviembre de 2011

COLCHÓN.


Si vas a comprar un colchón y te regalan una paletilla de cerdo,
nunca dormirás bien,
el colchón lo han hecho los chinos.
Si llegas a casa y Ella está haciendo unos calamares en su tinta,
mientras te espera
y está de espaldas
y sientes ese vacío en el pasillo, y ese olor que te repugna
huye, debes irte
antes de que vayas abofetearla.
Ni pizca de  amor.
En un colchón hecho con sufrimiento
no se descansa bien.
No hay términos medios,  a veces,
los presentimientos se cumplen.
Nunca trates de explicarte el infinito, ni las calles que te reciben
llenas de vacío
todo  estaba antes
dentro de la creación
antes de hacerte a ti
el vacío
quizás no  te habías dado cuenta.
Si has cerrado la puerta detrás
sólo
dejando ausencia y desamor
dejando el aire que se queda
no vuelvas,
simplemente escóndete
no vuelvas a mirar sus ojos,
por si te arrepientes,
te convertirás  en estatua de sal.
Ya sabes
todos
tenemos suficiente espacio
para deambular
y apretar las manos.
Piensa
que el infinito no existe
todo estaba ahí
antes que tú.
No le des más vueltas
en un colchón hecho por los chinos nunca podrás soñar,
posiblemente
está lleno de sufrimiento.

11 comentarios:

raúl fdz pacheco dijo...

mejor confiar en los japoneses para el descanso, sí, los inventores del váter inteligente, con chorros de agua tibia y perfumada, masaje y música.

KENIT dijo...

No es mala idea Raúl,

Miguel Buján dijo...

Me crié cagando de campo y limpiándome los restos con hojas de helechos entrelazadas, al aire libre. Si era necesario usar agua, agua del río. Lo peor de arremeter contra los productos producidos gracias a la explotación es que incluso cuando ese producto lo confeccionan paisanos con seguridad social y pagas extras y sueldos acorde con los tiempos y la supuesta honorabilité que a (casi) todos se nos debe, en fin, es que a los que pudiésemos darnos ese gusto nos importa basicamente una mierda que a pocos miles de kms de distancia otros las pasan bien putas para que nosotros no las pasemos. Ya sé que hasta ahora y desde siempre eso es ley de (buena o mala) vida.
De todos modos, Kenit, quizás tenga razón. Las fritangas lo apestan todo y no siempre conceden, en plena ingesta, tan suculento buen sabor.

Un saludo.


P.d.: Confieso que me mereció la pena leer algunas de tus publicaciones, aunque me cueste un huevo usar el ordenador para algo que ya ni siquiera hago con papel impreso. Los años, ya sabes, agotan tanto como ciegan.

MA dijo...

El mejor colchón el de lana de oveja de toda la vida.

Gracias mil por tu comentario en mi casa bloguera de letras, tu casa amiga.
El blog de MA.

Sigo tu blog.

Un cordial saludo de MA.

KENIT dijo...

Sí, Miguel. De acuerdo mayoritariamente en lo que dices.
Me agradó leer tu observación.
Los poemas nos suelen ser exactos. Más bien, suelen ser injustos.
Lo mío es una aproximación a la poesía. Suelo divagar.
Gracias por leerme.

KENIT dijo...

MA, incluso se dormía en colchones hechos de hojas de mazorca de maíz.
En algunos sitios aún se duerme y se sueña, aunque hacen un ruido sobrenatural al dar la vuelta.
Es agradable tu casa.

Marián dijo...

Se disfruta de las cosas sin pensar en nada más...tanto pragmatismo y luego se te empieza a ver el plumero; ese tan sentimentaloide que quieres ocultar...
Besos.

Anita Noire dijo...

Lo peor es intentar dormir en un colhón chino con el cerdo al lado, a ese al que todavía no le has cortado las patas para hacer el jamón. Yo como Raul,me quedo con el colchón japones y su videt.

KENIT dijo...

No he sido un afortunado con este poema. Me han metido muchísimas cuñitas anónimas de muy mal gusto. Lo de los chinos lo puse por su manía de copyrrays indebidos, y sobre todo, por su desprecio inmenso a los más débiles: niños , ancianos etc.
Por otro lado no tengo ningún odio visceral.
(Se podrían, al que las requiera, dar pruebas fidedignas)
Lo del plumero es indudable. Muchos, la mayoría de los poetas son falsos, incluso maltratadotes. A mi favor es que soy un proyecto de poeta, luego no tengo delito.
Y si la compañía no es buena, (si que es cierto) mejor dormir en el suelo, o morirse a la intemperie.
Gracias a todos.

mjromero dijo...

Iba a escribir que me parecía un poema bastante bueno y el 'bastante' se debía a la insistencia de 'chino' ahora al leer tu comentario...
Hay personas maltratadoras, sin más.
Y hay colchones en los que se descansa y otros en los que no.
Salud.

mjromero dijo...

Aclaración a mi comentario:
No me ha ofendido, es un ligero 'pero' que le pongo a un poema que me parece bastante logrado, por ejemplo en cuanto a ese ir por el pasillo y y encontrar soledad en vez de una presencia que reciba, ese modo de decir y sugerir me gustó.., que ahora recuerde...,
un abrazo.