jueves, 24 de febrero de 2011

PORQUE TE QUIERO.



De todas esas sensaciones. Hoy me levanté y (aún), con solo los calzoncillos le di clic al botón de la cafetera. Y la cafetera se puso a desvariar, ya sabes, ese bufido. Luego me fui al baño y me puse a cagar, ya sabes como se caga.Yo tengo que hacer algo de fuercecilla. Por la ventilación del baño sentía unos estorninos haciendo de estorninos, piando, quizás fuesen crías. Y así fue como apreté. Y en aquel momento sentí una rengolera de pedos que te cagas Romerito, la cafetera dando estertores, y los estorninos, u otras aves del paraíso,buscándose la vida sobre la chimenea de ventilación.

Yo no sé si cuando vosotros cagais si pensáis en algo. Hay gente que decide sobre la vida de otros mientras caga. Yo paso olímpicamente del tema. Como me levanto con la vejiga llena y empalmado, lo único que me preocupo es de que mi polla quede dentro de la taza para no mearme fuera.

Bien.
Desayuné cuatro galletas campurrianas a las que le puse margarina tulipán con omega tres y omega seis y confitura extra de mermelada de arándanos y un yogurt con sacarina líquida; las dos pastillas de Omeprazol; una capasula de Vitacrecil y cinco capsulas de Fibra Leo con sabor a ciruela y una de Condrosán para reforzar el cartílago.

Para las cosas del alma me acordé de ti: que te tenía metida la polla hasta atrás y que de las envestidas que te daba te levantabas de las patas, y que te rompía el coño follando y que tenía que llevarte a urgencias.
Te quiero.

Yo también soy poeta.
Me gustaría publicar algo, pero siempre me dicen que lo mío huele a mierda que tira para atrás.
-No les falta razón.

Mira, te hago un poema -lo miras si te gusta-.
Va sobre todo esto que te he puesto pero en plan serio -no sé qué te parece-:

La mañana me estrangulaba, me cogía así.
No es que me estrangulase exactamente pero sentía algo en la garganta.
En el baño piaban pájaros desconocidos, que nunca habían estado aquí.
Y la cafetera era como una máquina de vapor que arrastrase vagones a
Sobibor.
Doy gracias por no gatear, aún.
Doy gracias por que me reconozco y me recuerdo de ti y de mí, aún.
Y porque te quiero.


1 comentario:

Anita Noire dijo...

Desatascarse tiene esas cosas, uno se inspira y ya no puede parar.
Feliz día de desatasque gastrointestinal.