domingo, 6 de marzo de 2011

LOS MARES DEL SUR.


Yo no deseo un todoterreno de gran potencia para subir a las montañas,
y oradar caminos baldíos y hojas de abedul.
Ni un coche de gran cilindrada para andar por la ciudad y aparcarlo en los
solares de de las grandes verbenas.
Saraos flamencos, grandes pocilgas ilustres.
Politiqueos de mierda.
O en asociaciones de garañones de puticlub.
Quien más o quien menos todos somos algo hijos de puta.
A mi lo que me gusta es leer la sombra de las muchachas en flor y hacerme una buena paja sobre las tapas del libro.
Me jode que afeiten a los toros, y me entra mucho gusto, cuando por un casual,
el cuerno va por el culo del torero, incipiente duodeno arrriba, hasta la misma vena del derecho y del izquierdo, que se joda.
Yo no quiero limpiar un coche así con mi lengua y decirle a mi mujer que
le pase el cepillo de la cocina.
O una casa de dos plantas con bajo cubierta, y ventanales enrejados, y alarmas que saltan con el canto de los jilgueros.
Y una parcelita para plantar enredaderas y un anexo para plantar marihuana
con luz de luna artificial.
Yo lo que quiero es marcharme contigo con cuatro mil doscientos ocho condones,
y mil cuarenta cajas de aspirinas para los mares del sur.
Yo no deseo que mis hijos estudien en colegios de pago,
y aprueben a la primera, y saquen mucha media.
Que les enseñen hacer pajaritas de papel, que cuelguen títulos sobre un tabique verde.
Yo deseo que les den mucho por el culo,
a mis hijos y a los tuyos que van de puto farol.
Deseo que aprendan como se cuece en un invernadero,
Y como caga un moro y se hace las abluciones con la palma de la mano y una palangana.
Que les den mucho por el culo a tus hijos y a los míos.
Que les den mucho por el culo.
Están infestados.
De beber agua bendita.
Yo lo que quiero es marcharme a los mares del sur para estar follando todo el día.
Y que cuando te venga la regla te limpies el coño en el mar.
Comer cocos hasta que la aorta se nos tupa, y mariscos de esas islas que son así de grandes, centollos con cuatro cabezas, y ñoclas como tu coño o más grandes aún.
A mi, buscar el tiempo perdido me la suda.
Yo quiero vivir como en Sodoma y Gomorra, pero en los mares del sur

1 comentario:

Anita Noire dijo...

Pues es un plan estupendo. Lo de los mares del sur y el cocotero pero no sé yo si tendrás suficentes condones, dicen que por aquellos lares entran muchas ganas de follar, no sé, no he estado nunca. Cuando vaya te lo cuento.
Besos