martes, 7 de junio de 2011

ME RESULTA INDIFERENTE.



Me resulta indiferente Junio, aunque 
no desmerece en alegría ni en tristeza.
Hay rastros de algas de color vino sobre las piedras
descubiertas por el mar en la escollera; melodías
de una orquesta rumana de tres en el paseo.
No hay, no hay final en la muerte del crepúsculo. 
Deseo que me ames por si acaso.
Tengo que dar más vueltas para esperarte.
Ya casi no atardece.
Cuando vengas
no sabré qué decirte,
me resulta indiferente.

2 comentarios:

delia díaz dijo...

una vez, en una escollera así...

beso

Anita Noire dijo...

Amores de pichirri que decaen con el tiempo o con lo que sea. Mala cosa.
Bss