miércoles, 15 de febrero de 2012

APENAS EQUILIBRIO.


no es pedir mucho que al darte la vuelta
tu mano quede por si misma como si fueras a decirme una última cosa
que me des unos minutos
que si hay aire
pueda abrir la boca donde tú respiras
y compartamos
la bondad que ha quedado sobre todo lo que reposa
que hagas el gesto de la despedida
como si nunca hubiéramos existido
tu mano vuelta sin apenas equilibrio

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Un abrazo.
Caimán.

BRUXINA dijo...

que guapo... durante unos instantes padecí la falta de gravedad, esa ley dicen que necesaria... y sentí el escaso equilibrio de una burbuja... sin apenas equilibrio
besin :)

Bandada de palabras dijo...

sus dedos, cinco puntos suspensivos.