domingo, 11 de marzo de 2012

FATIGA PREVIA.



Todo lo que se interrumpe, en si mismo, tiene una vertiente trágica.
Como el balazo  presentido  que te era destinado,
sin ser el héroe de una historia dentro de un libro aburrido.
Como todo pronóstico el romper un tallo endeble, cortar el pan,
-dar una parte generosamente-.
Es dividir con un fin premeditado, lo previamente  imaginado dividido.
En lo inerte no percibes el dolor de la convulsión.
En lo vivo algo se queda en los ojos, una revelación,
en la cara un invisible y primigenio surco.
A un animal si lo encierras pierde el vigor y la memoria de  su fuga constante,
haces exigua su libertad. Lo vuelves dócil en su furia, una bestia melancólica.
El desear la muerte a un asesino que aún no ha confesado.
El odiar al que no piensa como tu lleva implícito -si ejecutas tus pensamientos-,
el arruinarlo impunemente en dos partes que unidas  eran su vida.
Y en el amor, si de verdad te quieren,
te surge esa leve idea de olvidar al que te ama, sin dar la mano, minimamente,
en un gesto de despedida. Sin valorar cuánto te desean.
A uno de ellos decir adiós le es suficiente. Queda indemne en la evidencia de su parte.
Al otro le sale un ciempiés en el estómago, y se arrastra
alimentándose de recuerdos en una dimensión desigual y desproporcionada.
Si piensas bien, antes o después todos somos divididos.
Estará ese gesto que dobla y que retuerce, y el dolor en su inercia mientras contemplas el gesto inexorable de lo que inesperadamente te desgaja.
Les llega la hora a los más fuertes. No existirá la posibilidad del fracaso en tu efemérides – en toda división puede haber dos seres que se odian en ti mismo-.
Cuando vuelto el reloj de arena,
los últimos gramos dejen una parte inexistente,
sin tiempo, sin una  mínima mota de polvo  para tu vida,
porque has llegado al final del laberinto.
Haz caso a tus presentimientos. En una edad indefinida.
Todo lo que se interrumpe tiene una parte de fatiga previa.

5 comentarios:

BRUXINA dijo...

vaya, que guapo... me has hecho sentir varias sensaciones a la vez, como un helado de varias bolas y sabores... el fracaso es el exito encubierto, reconocerlo te permite lograrlo el dia de mañana... Y la fatiga previa, que cierto !
besos Sr Kenit

KENIT dijo...

Sí, esto esto también es certero:"...el fracaso es el exito encubierto".
Me agradó mucho tu comentario, Bruxina.
Gracias, un abrazo.

La abuela frescotona dijo...

creo que el hombre nace con fatiga previa, casi todo en este mundo es una dualidad, lo que habla de uniones y desuniones en el "material", divisiones y sumas,creo que el juego de la vida consiste en resistir y tratar de lograr los sueños a pesar de la fatiga previa, saludos querido Kenit

goab dijo...

Me gustaría conocer los diccionarios de tu estadística esos catálogos de naipes donde reina la casualidad. Me sorprende lo bien que juegas.

Poma dijo...

Muy bueno Kenit.