viernes, 16 de marzo de 2012

REGALO DE LA CASA PARA EL VIERNES.



No es bueno ir a los lugares donde habitan los hombres que no tienen dientes.

Una bala se ha detenido. Desesperadamente silbaba buscando la muerte perfecta. Era un día barnizado, casi elegante, rocío vespertino, y todos los colores que debes ver cuando agonizas. Céspedes carcomidos de las afueras donde la ciudad se acaba con árboles endebles que nunca quisieron crecer.

Aquella mañana me habías abrazado. Llevaba como flores en mi cuello, y el olor de tus brazos, y quizás era feliz porque no tenía otro recuerdo.

Estuve andando con mi cámara de un lado a otro. Me subí a un autobús y noté en los ojos del conductor que no querían ir allí. Y los que se subían parecía que ya estaban muertos, con aquellos gestos obligados por un mínimo esfuerzo para vencer la inercia al sentarse detrás de un cristal que los reflejaba cuando había penumbras.

En las ciudades hay paisajes que son lunares. La mano de Dios nunca ha pasado para indicar los placeres de este mundo.

Mucho antes el autobús se había parado. Y luego algo como una calle, y un supermercado dentro de una chavola, y los niños y sus ojos; los niños son iguales en cualquier sitio, juegan, juegan, juegan, o juegan a la muerte.

Como si fuera el reportero solitario me adentré. Los becarios tenemos ese ímpetu que nos imbuyen en las ciencias de la información, pero aún no sabemos oler en las intifadas que están a varias millas del más inmediato y lujoso de los centros comerciales.

Me veo en la obligación de deciros que la bala no era para mí. Por eso dejó de silbar un instante, fueron milésimas de segundo (permitidos por la muerte), para recordarme que llevaba un abrazo de ti y un leve rastro de perfume.
-Hasta nunca.
Llévate este día, es un regalo de la casa para el viernes.

5 comentarios:

BRUXINA dijo...

:) cada una de tus entradas es un regalo... un abrazo Sr Ke

KENIT dijo...

Gracias. Un abrazo muy grande. Me mueves y giro.

goab dijo...

y hoy es sábado, la mejor excusa tiene forma de calendario. Brindo tus minutos.

JOAQUIN DOLDAN dijo...

como dentista. estoy impactado

Anita Noire dijo...

?¿?¿?¿?¿?