domingo, 7 de octubre de 2012

FORMA DESPROPORCIONADA.



He cambiado tantas veces de refugio por la esperanza de llegar siempre a pie.
La misma ciudad conocida más allá, sin una descripción exacta.
A veces el sueño me viene en esta postura de codos apoyados,
las grandes dimensiones a una distancia de un brazo de unas migas de pan.
A la inmensidad le cuesta entrar en ti, de alguna forma en mi,
sea de noche, sea de día, el otoño ruega por nosotros en su sacrificio todo derramado sobre la tierra,
el frío azul tan lejano, la pútrida hojarasca hacía el negro, las manos frías envueltas en si mismas.
Hay flores abiertas, olvidadas, que nos miran, y si te das la vuelta, dan la vuelta.
Gorriones que aprendieron a picotear sobre el asfalto diminutos guijarros , llenos de hambre.
La inmensidad es demasiado, incluso para la muerte de los patriotas, de alguna forma, de alguna forma desproporcionada.
Nuestro encuentro a las catorce horas de resucitar.
Yo soy el que va conmigo y contigo en compañía.
Alejarnos entre nosotros. Sentir la ausencia en el inmediato segundo de soledad.
Me sabes a chicle, o a otro sabor aquí, tan cerca,
me sabes a eso que deja el mar cuando le apetece marcharse,
pero la inmensidad si es de noche se aplasta sobre mi, sobre ti,
mientras esperamos boca arriba, de alguna forma el sueño en la oscuridad.
Sobre una losa van las pisadas, el húmedo contorno de los pies,
los olores de la ciudad, si hay luz, las sombras. Todo lo que conozco me viene
de las distancias inmediatas y acordadas, pero la inmensidad, de alguna forma
no puedo razonarla, como la muerte que vendrá sobre ti, sobre mi.
Para pensar estaba oscuro.
En esos detalles de estas horas en que sólo estamos para escuchar.
Es importante saber el qué.
La locura comienza cuando te sientes extrañamente alejado de tus pies.
De alguna forma, de alguna forma desproporcionada.

2 comentarios:

goab dijo...

Nunca una geometría conmovió tanto el espacio.
En línea recta llegan tus letras, indudable y sin transbordos.

bravo

BRUXINA dijo...

hay algo inmenso en todo los que escribes, pero hoy más. Como un resumen de la vida que nos queda, para darse la vuelta, y regresar al sueño, y a la esperanza, y también a la locura.
Besin Sr. Kenit ♥