miércoles, 4 de marzo de 2015

ME DESPERTÉ DESPUES DE UNA NOCHE ETERNA.



En un día más de suerte,
levantar mi cabeza
y sentir
el orden de todos mis recuerdos.

Palabras que recojo para hablarte.

Los nombres antiguos.

Y el regreso todos los miércoles para ver el mar.
Compulsivo este deseo de besarte.
Todas las preguntas en ese orden.
La lógica en su estado más ínfimo.

Palabras que guardo para cuando estés.

Los nombres de las cosas
y el engaño de los colores.

Al abrir los ojos.

No hay comentarios: