domingo, 5 de abril de 2015

UN PROYECTO QUE DEBO ACABAR CON MUCHAS GANAS (SI PUEDO)



Tres generaciones hacía atrás
lloraba de alegría a veces
en el balcón abierto una enredadera dejando un rastro
de sucesos en su tallo,
aquel año que fue marrón claro.
.
También el abandono con que me dejaron
y los rasgos de mi madre y de mi padre
viéndome junto a la puerta.
.
Venían los panaderos
cuando me iba la playa estaba vacía
y llegaba su olor
los abrazos fueron no sé cómo decirte
aún los llevo aquí
el cuello de mi madre
siempre oliendo a beso pequeño.
.
Cómo pasaré de este día a otro
sin que tenga tristeza.
Aún no sé cómo.

No hay comentarios: