martes, 5 de mayo de 2015

DEBO DARLE MÁS VUELTAS PARA QUE SUCEDAN COSAS.


Como pudo ser el primer día que me llevé algo a la boca.
En qué lugar de la esfera terráquea estaban mis pies.
Y cuál era el agua que iba por el camino sin saber a donde.
.
Fue diáfano el día que supe de unos labios
que eran como una fruta blanda sobre mi piel.
Y cuando escribieron un anagrama sobre el borde mis omóplatos,
caía el sol sobre un hueco de la tierra y la abrazaba.
.
Y aún está el fondo del agua en que me miré
y vi una ola con mis ojos.
.
El camino que me llevaba de su brazo
mientras miraba su cara calma y hermosa
sobre el cielo que debiera despertar azul.
.
Dónde estará su mano que escondía la mía.
.
Y luego,
la lluvia fina como si no nos mojara.
.
Como pudo ser que todo se haya ido,
casi, como si no hubiera sucedido.

No hay comentarios: