lunes, 16 de enero de 2012

NO PUEDO DECIRTE MÁS.


Para estar totalmente tranquilo hubiera necesitado un bolsillo más.
Para esconder lo más intimo, un bolsillo bajo la piel.
Y luego dejarme llevar, sobrevivir sobre una parte hecha de sal, una de aire, una de tierra, una de fuego, y permanecer sobre todo lo que se mueve, dando ligeramente amor, haciendo sufrir lo menos posible.
Entretenerme colocando piedras en grupos de cuatro, alguna vez, otras veces en grupos de cinco, otra vez en grupos de seis de distintos colores.
Y esperar a que venga el sol, venir en el sentido de que será grandioso, hasta morirme  por exceso de luz.
Ahora es el momento de coger puñados de arena y soñar. Tener el miedo necesario, ser cobardes lo imprescindible, amar con precaución y mejor no sufrir.
Alguna vez he podido tocarte en sueños, levemente.
Existes para mi cuando todo está oscuro, como el inicio de algo vivo.
No puedo decirte más.

7 comentarios:

delia díaz dijo...

y nada menos...
estas letras merecen inclinación de cabeza ante cabeza reverenciada
beso

Anónimo dijo...

perdida por la red, por casualidad encontré tu blog. Magnífico escribes.
Siempre hay literatura amable, por estos lares, más que lo publicado en papel.
Un orgullo leerte.
Irama. Burgos.

KENIT dijo...

Gracias Delia, me encanta que te pases por aquí.
Anónima Irama, extraño nombre, es grato que me hayas encontrado.

Bosie Douglas dijo...

En el punto cúlmine de lo oscuro es donde aparece la gente que existe verdaderamente, en la percepción de nuestro sentido de supervivencia xD Abraxo!

Poma dijo...

"dejarme llevar, sobrevivir sobre una parte hecha de sal, una de aire, una de tierra, una de fuego, y permanecer sobre todo lo que se mueve, dando ligeramente amor, HACIENDO SUFRIR LO MENOS POSIBLE"
Me la copio y pego.
;)

Anita Noire dijo...

Necesito ese bolsillo del que hablas. Kenit, cuando te poner maravillos, te pones de verdad.
Besos querido

BRUXINA dijo...

No tienes porqué decir mucho más... ya los has dicho casi todo. ;)