lunes, 27 de abril de 2015

POR LA MAÑANA TE ENCUENTRAS COSAS DE AYER.


POR LA MAÑANA TE ENCUENTRAS COSAS DE AYER,
Y TE PROPONES SEGUIR OTRO DÍA. NO SÉ CÓMO EXPLICARLO.
ES COMO SI FUERA UNA OBLIGACIÓN.

Pasaría algo si las palabras escritas fueran disueltas por la lluvia,
habría más cantidad que hojas caídas de los árboles.
Se harían nidos los pájaros.
estarían escritos los lagos,
o el mar hasta donde el cielo abarca.
.
Seremos aparentes arrojados al espíritu de un bosque,
renaceremos entre la hierva reseca posándonos  sobre el sesgo de una piedra.
.
Existe el momento exacto en que algo cambia. Y cómo es.
Será   un día anónimo al atardecer ese suceso:
sin existencia, si la espera del  tiempo, 
sin ninguna dimensión que nos ubique.
.
Y qué quedará de ti y de mi.
Persistirá nuestra imagen emergente y difuminada como el humo,
y sólo el acto del recuerdo de los que nos amaron.
Se pierden para siempre la mano arrastrada sobre  nuestra  espalda,
la caricia que calmo el cansancio
los dedos que nos dieron la comida.
El sorbo tembloroso sujeto sobre nuestros labios
para aliviarnos la sed.
Y todo el amor, a dónde ira, de qué forma permanece.
.
Y las palabras al fin también disueltas
sin que nadie  proponga  deletrear nuestro nombre.

miércoles, 22 de abril de 2015

EMPIEZO CANSADO UN POEMA. NO SÉ SI DEJARLO ASÍ, O DARLE LA VUELTA.


(UN BORRADOR PARA LUEGO NO HACER NADA.
QUIZAS MAÑANA VUELVA A OCULTAR ALGUNA PALABRA .)
.
Le escribo a Abdel Ghaffar, y a un niño que apretaba contra su vientre.
Le escribo a Estela Abroz González.
Le escribo a Moisés Pérez Adura.
Y a mi.
Y ti que escuchas redimido  tus propios rezos.
.
Es cierto.
Que estamos en la tierra y somos huérfanos.
Cómo podremos encontrar a otros
y decidirnos a huir para que no seamos amputados.
Tú que me miras indiferente con otro nombre.
Qué sería de nosotros sin el limite preciso de la exactitud.
Andaríamos perdidos por las avenidas.
Seríamos el  mendigo que te habla cuando pasas
como si supiera tu miseria.
.
Cómo te diré para no equivocarme
y darte cierta esperanza.
La tela de araña soporta toda la lluvia.
La madre que sujeta la pequeña mano de su hijo
en el primer milagro del equilibrio.
.
En un último dolor.
Sé que el fuego también se extinguirá
sin ninguna gloria.
.
Hay más nombres, 
listados interminables sobre una mesa.
Cuántos corazones hundidos en la sal.
Cuánto  nos falta por  llegar sin ser heridos.
.
Imagina cuánta noche.
Y esa luz  lejana
como si fuera una esperanza.

LAS COSAS DE AYER SIGUEN HOY, TODAS AQUÍ, EN MI CABEZA. Y NO SÉ...



EN AQUEL LUGAR QUE SI TE QUEDABAS QUIETO PARECÍA QUE SUFRÍAS MENOS.
Samanta se me queja siempre que es nerviosa en todos los aspectos. Es la que está al fondo mirando por la ventana como la Muchacha  de Dalí, pero con un culo enorme y no tan redondo y sensual como para entrarlo por detrás, rubia si es y de sudoración fácil  y puedo adivinarle palpitaciones a un ritmo inusitado, cuando saca tanto la cabeza para beber todo el aire que Dios le ha dado para ella sola. Me dice que siempre se le está haciendo un nudo allí, que ella nunca tuvo mariposas en el estómago. Percibía cuando la venía a ver su marido que le era infiel, son esas cosas que captas, ÉL, de pantalón bajo regañado, barba espesa y una boca marcada a lo chocho desarreglado, putero creo y con mirada de vaca algo acuosa, sin tocarla apenas sin apenas hablarle mientras ella bebía todo el aire llena de sentimientos de inferioridad. A ella le produce frustración que le digan que tiene una salud excelente porque me dice que su alma no funcionaba, sin esas ganas ningún día de sol radiante de ir a comprar fideos, alguna hortaliza, y carnes o garbanzos según el día, para subirlo todo por la oscuridad de la escalera y quedarse después con toda la casa dentro de ella oliendo o viendo la claridad que le correspondía, por designio, por el patio de luces y por todo eso, digamos por ley, y ya está.
El recuerdo perpetuo era de su madre con su disciplina rígida y su forma de darle de comer a la fuerza, o a su padre que le decía con mucho cariño, por tu puta madre que las comes, y aquel rito a las horas intempestivas de tener que tocar el violín por la ley del conocimiento entendido según el teorema de Pávlov.
La miro en la pequeña profundidad del pasillo oblonga viendo sus pantorrillas y al pasar a su lado la miro de espaldas acercándome despacio sin inmutarse la rozo despacio, sin inmutarse me cojo a sus amplias espaldas y me aprieto a su calor. Yo debo respirar el aire que a ella le entra y ver el dibujo recto de una golondrina que llegó temprana  por abril para subir muy alta y vernos desde allí cuando vuelve a bajar vertiginosa a lo avión de guerra.

martes, 21 de abril de 2015

NO SÉ SI SEGUIRÉ CON ESTE INICIO DE MIERDA QUE ME DA ASCO DE LO MALO QUE ES.



DECLARACIÓN DE INTENCIONES PARA SABER DONDE ESTOY Y ACASO QUIÉN SOY.
El Viernes ingresé en el hospital voluntariamente para ser estudiado de un problema psiquiátrico.En mi oficina encontraron de falta el dinero el Miércoles por la mañana. Llevo negando que eso no es mío desde entonces. Falta mucho más de lo que yo me llevé, apenas unos cincuenta euros.Lo cierto es que en los últimos meses ando como obnubilado, sin muchas ganas de nada y entre presencias. Hace dos meses les hice un reporte de 200 euros, que cubre con creces lo poco que les quité el verano pasado. Yo ya les he dicho miles de veces que no sé que actúo así, que no sé por qué lo hago, lo mismo que en el supermercado con las cuchillas de afeitar. Sé que soy un buen oficinista y cumplo con mi trabajo. Tuve hace unos meses úlcera y un brote de ciática y además iba fatal al baño, permanecía allí dos horas para desgañitarme de esfuerzos, algunas veces salía con las venillas de los ojos reventadas para echar un puto chorizo de mierda.Aquí no estoy mal, pero debo de pasear para que no me de la angustia, me da un poco de mal estar así y saber que no puedo salir de este pasillo tan corto de adelante atrás, es como si intentase alejarme de mi mismo sin poder conseguirlo, como si me tuviera miedo de que pudiera hacerme daño a mi de alguna forma que no sospecho. Tengo la impresión de que me repudia mucha gente, no sé si lo sabes. Si puedes venir pasa por mi casa, la llave está donde siempre, eres el único que quizás me echa de menos, me traes una muda, y cambias a Sor Águeda de sitio en el altar del comedor. En Abril le toca ver el sol de la primera hora de la mañana. No te olvides de cerrarle la boca a la abuela.

lunes, 20 de abril de 2015

UNA HISTORIA PEQUEÑA QUE HAY QUE CORREGIR. LA HABÍA ENCONTRADO PERDIDA.



Si nadie viene
a quién he de decir cómo terminará hoy el día.
El estío de la tarde con ese sol que veo.
He de describir mis desdichas on line
hablar de mi, compartir mis estados ocultos
mis pensamientos
dentro de tanta soledad.
.
Habla el agua de  lluvia que sobra sobre los caminos,
le importa acaso cómo se desliza en forma de coleta
y a dónde va y cómo es de trasparente.
Cuándo se calmará su impetu.
Y a la mariposa que visita tu ventana
sin nada sobre el cristal,
acaso ha ido a mirarte, le importan tus ojos
quietos en ese punto imposible.
.
Me emociona como sufres acaso
y el desencanto horrible de una de tus ausencias
Me interesan los poemas que me cuentas
cuando esperabas la noche por su lado triste.
.
De qué la luna en su vuelta oscura que no ves
tú estado del alma, a quién lees
a quién escuchas, lo que comes, lo que bebes,
lo que vistes, a quién amas,
las imágenes que expones de tus seres queridos.
.
Y si desapareces me enteraré de que no estás ahí,
seguirás viva aún por un tiempo,
aparecida tu cara una vez más cuando despierto.
.
Qué absurda disciplina y a quién conozco,
de tu interior que tengo en mi que me haga sentir
que me faltas en un momento de angustiosa pausa.
.
De qué forma se va el humo
lleno de silencio,
le aflige acaso que no sepan
si es hermosa su forma sinuosa.

jueves, 16 de abril de 2015

LE LLAMO: "VERSOS RESCATADOS POR LA ESCOBA"


Imploro cierta ilusión.
Que entre cada estío haya un periodo  exuberante.
Que el duelo de la tierra deje paso a rastros de espesos  colores,
y la vida  albergue sublimes  instantes antes de desaparecer llena de dolor.
.
Es interesante que sepas,
 por si te hace falta desfallecer al lado de un camino,
viendo la inmensidad de la solitaria llanura en un instante cósmico,
que las dimensiones son una ilusión.
.
Llevas contigo todo lo que te pertenece,
lo deshaces al llegar la noche,
y en su compañía quizás lleguen los sueños.
.
¿Sabré llegar hasta el final?





martes, 14 de abril de 2015

UN EXPERIMENTO PARA LA TERNURA.


Sé que estoy contigo a la hora incierta.
.
Acógeme en forma de hoja que para la lluvia.
Llévame contigo en la endeble forma. 
que tiene el aire para irse
lleno de secretos.
.
Qué será de mi si me quedo.
Veré la luz incierta, y las sombras
jugando en la locura.
El vacío del otro lado de la mesa.
.
No quiero la soledad donde el mar rompe
y nace la arena,
por si allí llega el olvido.
.
Deseo ir en el poso de tu mano
donde todo es amplio y leve el sufrimiento,
sentir tu abrigo
para no tener miedo.

lunes, 13 de abril de 2015

ESTADO INICIAL. UNA SIMPLE PARADOJA.


Cuándo fue la primera voz.
De qué lado puse la mano para abrirla
y los labios en ese gesto.
.
Había luz sobre los tejados aquel día
frío sobre las piedras
y una mariposa cargada de nieve.
.
En qué segundo de qué siglo
una mano construyó su forma sobre mi espalda.
Y surgió por primera vez una caricia.
.
De qué lado el inicio
la primera vez que logré orientarme.
Y la duda al elegir
hacía dónde mi primer rastro.

PENSANDO COSAS ABSURDAS PARA LO QUE SEA.


De qué forma has de saciarte.
Me había dado un movimiento armónico en el corazón.
Ese vuelco que hace para sentarse.
Mi manía de olerla me daba sorpresas impredecibles.
Por el cuello y los hombros era una pradera con hierba seca.
Fragante, ambrosiaco, aliáceo, caprino, impuro, nauseabundo,
era su coño.
Hice como que bebía.
Había estado jodiendo con otro, la muy zorra.
Yo levanté los ojos de aquella postura sumisa.
Y vi el monte Olimpo,
Y el volcán de su ombligo, la barbilla,
sus ojos abiertos pensando en huracanes:
casas arrasadas, olas gigantes,
y en el aire cesio 137 mucho más allá de 500.000 becquerel.
Las manos así, sobre el lado diestro de sus caderas, fluorescentes.
Abierto el cielo, y Dios jugando a los dados como decían.
Tan diminutos nosotros.
En una mañana de domingo lleno de sospechas.
Mi cabeza sobre su coño,
que me huele apestosamente a otro.

domingo, 5 de abril de 2015

UN EXPERIMENTO CON UNA GOTA DE AGUA. DEBERÍA TRABAJAR EN EL.



De tan sencillo como era el silencio se oía una gota,
cómo llegaba completa y enorme a destruirse
y lo que pensabas a través de tus ojos en forma de lago.
.
Después de tantos años allí, no recuerdo bien lo que se veía por la ventana.
.
Qué ha de suceder para verte tenue
dentro de un pensamiento.
Cuántas imágenes con los ojos cerrados
.
para sentir aquel abrazo de los martes.

UN PROYECTO QUE DEBO ACABAR CON MUCHAS GANAS (SI PUEDO)



Tres generaciones hacía atrás
lloraba de alegría a veces
en el balcón abierto una enredadera dejando un rastro
de sucesos en su tallo,
aquel año que fue marrón claro.
.
También el abandono con que me dejaron
y los rasgos de mi madre y de mi padre
viéndome junto a la puerta.
.
Venían los panaderos
cuando me iba la playa estaba vacía
y llegaba su olor
los abrazos fueron no sé cómo decirte
aún los llevo aquí
el cuello de mi madre
siempre oliendo a beso pequeño.
.
Cómo pasaré de este día a otro
sin que tenga tristeza.
Aún no sé cómo.

sábado, 4 de abril de 2015

VARIACIÓN ESTANDO SENTADO DEL POEMA QUÉ SÉ YO.


y si no pasa nada a qué tanto miedo
por qué descubrir a cada latido esa sensación
el camino en su vuelta
derribada sobre nosotros la piedra y la tierra que baja la lluvia

si comemos sólo pan solos
bajo la luz que es nuestra

y si es suficiente sentirte aquí

qué es la esperanza y a qué viene
para ponernos de pie sin ningún significado

qué es