sábado, 24 de abril de 2010

PUERTA




Ayer no estabas.
Y fue como si el cielo se hubiese caído.
Ayer llegué en la misma tarde que otros días.
Más fría.
Pero a la misma hora.
Y no estabas en la puerta en que te encuentro.
Miré a todos los puntos.
- No había más puntos que mirar-.
Y, que triste, no te encontré.
Luego baje o subí, no lo sé. Caminé.
Buscándote en todas las puertas abiertas.
En todas las puertas cerradas.
En todas las caras que se iban.
Y venían. Y no hubo suerte.
No estabas.

No hay comentarios: