domingo, 24 de octubre de 2010

BESO.


Las certezas quizás se hayan desfigurado; quizás viva en el mundo de las probabilidades, no estoy seguro. De todas formas voy caminando con esa sensación de que se me ha olvidado algo. Quizás sea algo tan simple como un beso, pero no recuerdo bien. Entre este hormiguero memorizo alguna cara que se cruza en mi camino, pero nada es exacto. Si ves el polvo a través de la luz, yo soy una mota, y esas son mis probabilidades de que vuelva a encontrarte para darte el beso de despedida.

2 comentarios:

Poma dijo...

La probabilidad, Señor Fole, por mota de polvo que sea, existe. Buen día tenga usted.

Anita Noire dijo...

Kenit, pon los morritos así en plan cuco y verás como el beso llega, que te lo digo yo.