domingo, 29 de junio de 2014

BASTARME.




Debería bastarme
haberme encontrado ausente
esperando que se acerque la lejanía.
Hacerme la pregunta más antigua
no vale la pena.
Poder llevar mi viejo cuerpo,
en los momentos de gran tristeza.
Podría bastarme,
sobre este calor que espera la lluvia
a que huela la tierra,
para quedarme quieto
con todos los recuerdos.



No hay comentarios: