domingo, 31 de agosto de 2014

LUZ.



Todo lo que sucede ahora bajo la luz ambigua,
esa posibilidad que esperas:
detalladas apariencias, un hueco dentro de tus manos.En el gesto de un abrazo no hay probabilidad de suceso si uno de ellos está  ausente.
Nada escrito sobre ello en la teoría del conocimiento.
Cierro los ojos para imaginar un viaje de mis dedos sobre tus pómulos.
Sin embargo, quién puede asegurar que no haya laberintos dentro de  las sombras.
Que no sea la locura.
No sé qué decirme.
Sabiendo que aún no está el ser que amo,

sólo es posible en la penumbra recrearme en la aventura.

Mientras la mañana sigue en su quietud hasta apagarse.

No hay comentarios: