miércoles, 31 de diciembre de 2014

2014.




Del 2014 recuerdo lo más sublime
un dedo dando una vuelta sobre mi espalda
y a más de una milla aquellos  estremecimientos.
Juro que estuve allí para un periodo de prueba
todos los días desde enero
y en mayo aquel dolor en el vientre
y muchos arrebatos de tristeza en tres tardes de junio
bajar las escaleras y buscar los abismos del ángel
en el  día más largo
Lo mejor la primavera, es simple.
                                        Laura.
A veces la manzana atraía a la tierra.

No hay comentarios: