viernes, 16 de enero de 2015

LLAVE.




Palabra que dice luz y amor, y otra que debo mirar su duda.
La llave encima de la mesa, tal como esta:


AAAAB3NzaC1yc2EAAAADAQABAAABAQDEZKI3CLC2at0GlgY6cG6rLEcSUVB44mgNzMSlyPb4T4Vqe1an2cS3BQrWPfS3x6x4nQluvnP6K7RaT/9dm33c7j0VULu9ij0WBpMWp0xmlBRdHoGHRMjSCfGp2s1AeHvvUJb2/GYrJFkYk6fysrvry6UbbKuk1291rw1tAt4obbfh/90TMheQ9pbm/hREEcrE8Q0YgSAFnCTRo1yQGYn3pJDE4OJGU3y1nKQfWGS+9FYt18eMT3kS3P3ZjM7gj3TGWtuk9IUxX1TqIRY7TqH6ZLtRDKtcEnBIeiftUpnVLGPCoyA0pnjiOufBApa5XsOx7w3WcOB4dlKoafK2qJDT
Debo adivinar en qué orden y en qué lugar.
Supongamos que empieza con muchos silencios.
y que hace frío.
Palabras que dicen los infieles a los fieles
en total orden.
Palabra fuego sin ser verso
Hambre sin tener sentido.
Palabras hechas de cristal o de color verde.
La llave está ahí
casi infinita.

No hay comentarios: