lunes, 22 de febrero de 2016

AIRE.



Tengo que decir que me admitieron en el hospital general por causas de alergias que se manifiestan en forma de insuficiencia respiratoria superior y ataques de asma esporádicos que cada vez se repiten con más frecuencia. Lo que me parece raro, muy raro, es que me han transferido a la unidad psiquiátrica porque me dicen que mis factores psicológicos son los que desencadenan las orígenes de mi enfermedad, llamándole patrón general de tendencia psicológica. Pero desde niña siempre mi madre me cuidó de sucesivos casos de infecciones respiratorias, tengo ese sopor aquí, esa reminiscencia a eucalipto cuando mi padre me sobaba y sobaba sobre mis tetitas el Vick VapoRub. Ahora mismo me prescriben Levalbuterol y Salbutamol que me alivian momentáneamente las molestias. Tengo que decir que desde hace dos años mi irritabilidad ha ido en aumento y me es imposible realizar con asiduidad mis labores domésticas, incluso, me veo y deseo para poder freirle dos huevos a mi marido, por mi fatiga y algunas veces esta debilidad extrema que me afecta. El tema se me agudizó después de una operación de una osteítis, que algunos galemos me decían que era pura histeria, algo que yo creo que ya no se lleva. Mi estado natural es esta apetencia a estar tumbada sobre el sofá o sobre la cama, sin muchas ganas de nada, sin casi ganas de comer. Cosme llega y se desespera, le huele todo mal, y a veces sólo se le ocurre follarme con mucho dolor, a lo bruto, según estoy, con este vacío aquí, con la boca abierta, que casi no queda nada de aire que respirar

No hay comentarios: