jueves, 12 de mayo de 2016

502. THAT'S AN ERROR.

             

502. THAT'S AN ERROR.  Bad Gateway 

En este instante a merced de un protocolo.

Yo supuse que del 1 al 502 había 501 errores diferentes.
Cómo podría solucionarlos desde mi humilde habitación
con mi escasa habilidad matemática para la estadística.
No podía entrar en mi mundo, por un extraño error
que me decía que llamase más tarde a su puerta.

Flotar entre todos aquellos errores, aún más de 502 -más de mil, incluso-.
Flotar sobre un fondo azul entre miles de posibilidades con el error 502 escrito.
El 502 era mi error destinado. Mi error.

Fui a buscar mi palabra secreta:
Qué sería del amor si no se edificara la pirámide de Micerino.

Esa desesperación que me embargó fue horrible, era desazón, maniobras compulsivas, un temblor repetitivo. Muy agitado. El 502 era desesperante en su significado.
En el protocolo HTTP:
has llegado demasiado tarde a la puerta.

Pensé en la estructura  del relato.
Inimaginable escribir con mi mano.
El intento fue tan fallido que no articulé palabra.
Me habían diagnosticado total incapacidad para el cálculo mental.
¿Me dirían ahora que era totalmente incapaz de poner una mísera palabra sobre un papel.?

Qué aptitud adoptar para suplir el desencanto.
Toda la mañana con ese error. La puerta cerrada.
Debería quedarme quieto. Poner el oído.
Intentarlo de nuevo.
Una palabra. Una sola palabra.
Una palabra nueva.

No hay comentarios: